Tintes naturales para el cabello rojo

Published octubre 23, 2012 at 7:34

Los cabellos rojos son deslumbrantes, llamativos y atrevidos. Tú puedes conseguir este color usando un tinte casero totalmente natural y sin los químicos dañinos de los tintes que encontrarás en las tiendas. No es sorprendente que muchas personas se resistan al deseo de teñir su cabello para intentar mantener la cabellera fuerte y sana.Aunque los tintes naturales no pueden hacer que el pelo negro se vuelva rojo, sí que pueden alterar los colores claros, como el marrón o el rubio, y darles reflejos rojos en las sombras oscuras. En este artículo veremos cómo teñir el pelo de rojo con tintes naturales. En este artículo veremos tintes naturales para el cabello rojo.

Vierte el zumo de zanahoria y el de remolacha en una botella de plástico. Asegúrate de que la botella está completamente limpia y seca antes de utilizarla para guardar tu tinte para cabello. Agita bien la mezcla. Acabarás teniendo una mezcla de color rojo oscuro y morado.

Humedece tu cabello con agua. Aunque tu pelo no debe estar empapado, debe estar un poco húmedo. Asegúrate de mojar también las capas interiores de tu cabello con el agua, al igual que la parte superior. Aplica la mezcla de zumos en tu cabello. Asegúrate de cubrirlo desde la raíz hasta las puntas. Necesitarás media botella o más, dependiendo de la longitud de tu melena.

Siéntate bajo el sol durante una hora. La luz solar interactuará con los zumos para resaltar y realzar tus reflejos rojos naturales, los tonos bajos y las sombras. Enjuaga tu cabello y acondiciónalo como lo haces normalmente. Puede que necesites repetir este proceso varios días seguidos para ver una diferencia notable. Si lo deseas, puedes repetir este proceso inmediatamente, siempre y cuando dejes secar tu cabello antes de volver a aplicar la mezcla de zumos.

Otra receta para teñir tu cabello de color rojizo

Remoja más de tres bolsas de té (los tés de color rojo como el de canela o el té rojo son los que deberás usar) en agua caliente. Utiliza un poco más del agua suficiente para cubrir tu cabello completo. Mezcla varias cucharadas soperas de miel en el té para crear una consistencia más espesa, de manera que pueda pueda adherirse al cabello sin enjuagarla inmediatamente.

Vierte esta mezcla en una botella aplicadora y úsala para ponerla en tu cabello. Asegúrate de usar guantes para que el color rojo del té no manche tus manos. Cubre el cabello con una gorra de baño y déjalo así toda la noche antes de enjuagarlo.

   

Tags: , , ,